Qué ver en Cangas de Onís

Qué ver en Cangas de Onís

Historia, gastronomía y naturaleza se unen a los pies del Parque Nacional Picos de Europa. Te presentamos Cangas de Onís, un pueblo muy conocido junto al río Sella que hace muchos años fue capital del reino de Asturias y cuna del rey Don Pelayo.
Este pueblo es una visita imprescindible de la provincia de Asturias, no solo por todo el registro histórico que contiene sino por su naturaleza, parques naturales, valles y rutas senderistas. Aquí te contamos qué ver en Cangas de Onís:
  • Puente romano: una de las estructuras más emblemáticas del pueblo y una de las imágenes más simbólicas de Asturias. Este puente en realidad se construyó durante la Edad Media y se alza sobre el río Sella, está compuesto por tres arcos asimétricos y en el más grande cuelga la Cruz de la Victoria.
  • Iglesia de la Asunción: esta iglesia es otro de los edificios más conocidos de Cangas de Onís, si hay algo que destacar es su fachada en tonos rojizos y su increíble campanario de tres pisos escalonados. Justo en frente de esta iglesia se alza la estatua de Don Pelayo, un homenaje al primer monarca y uno de los máximos representantes en las batallas de la reconquista contra los musulmanes.
  • Centro histórico de Cangas de Onís
  • Santuarios y Lagos de Covadonga: en el bello paisaje de los Picos de Europa se encuentran los Lagos de Covadonga, un espectáculo natural muy famoso y protagonista de muchas fotografías y postales; de fácil acceso y con rutas de senderismo para hacer en familia, antes de llegar, pásate por la Basílica de Santa María la Real de Covadonga y el Santuario de Covadonga, allí descansan los restos de Don Pelayo.
  • Valle de Angón: a media hora de Cangas de Onís se encuentra el Valle de Angón, un valle localizado dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa. Es perfecto para hacer rutas de senderismo, además es un lugar menos transitado que los Lagos de Covadonga por lo que suele pasar desapercibido pese a su espectacular paraje.
  • Ruta del Cares: esta ruta es muy conocida en todo el territorio nacional, pues es una de las más bellas. Durante esta ruta podrás adentrarte en un desfiladero excavado por la erosión del agua, aunque el recorrido es bastante sencillo de unos 12 kilómetros.
  • Ermita de la Santa Cruz: conocida por ser uno de los primeros templos cristianos tras la reconquista, se hizo famosa también porque albergó la cruz de madera que Don Pelayo usó en la Batalla de Covadonga que actualmente es la que cuelga en el puente romano.
Asturias es un oasis de naturaleza, no por nada la llaman paraíso natural. Pero aparte de Cangas de Onís os recomendamos otros lugares preciosos que no os podéis perder si viajáis a esta increíble comunidad:
  • Pueblo de Bulnes: un poco alejado de Cangas de Onís pero que merece la pena visitar es el pueblo de Bulnes, un pueblo tradicional a los pies del pico Urriellu o Naranjo de Bulnes. En el año 2001 el ayuntamiento decidió construir un funicular para permitir un mejor acceso en este pueblo, ya que anteriormente era muy difícil llegar a él, sin embargo, en la actualidad es uno de los atractivos turísticos más importantes de la comunidad.
  • Cudillero: a casi la misma distancia que el pueblo anterior, desde Cangas de Onís te recomendamos visitar también Cudillero un pueblo considerado como uno de los más bonitos de la costa asturiana.
  • Llanes: este otro pueblo costero se localiza entre los Picos de Europa y el mar Cantábrico. Su casco histórico fue declarado Conjunto Histórico – Artístico y todavía se puede avistar su muralla del siglo XIII.
  • Ribadesella: otro pueblo costero imprescindible que ver si te encuentras en Cangas de Onís es Ribadesella. Puedes llegar en coche en menos de media hora y la visita merece la pena, pues este pueblo con encanto destaca por la importancia de su arte rupestre, así como por su Cueva del Tito Bustillo, declarada Patrimonio de la Humanidad. ¡No te pierdas el Descenso del Sella si te pasas en verano!

Dónde dormir en Cangas de Onís