Que ver en Teguise

¿Estás preparando una escapada y no sabes qué ver en Teguise? En Ruralka te proponemos varias actividades para hacer en esta localidad y por los alrededores y el mejor alojamiento donde dormir. ¡Te encantará!
 
1. Historia
 
La Villa de Teguise fue la capital de Lanzarote desde principios del siglo XV hasta el año 1852, que pasó a ser Arrecife. Asimismo, la Villa de Teguise se encuentra en el municipio del mismo nombre, el más grande de la isla y que se extiende de costa este a costa oeste. Estrechamente ligada a la nobleza por su pasado – la dinastía Bethencourt y, posteriormente, los Herrera le dieron a la Villa su máximo esplendor – fue declarada Bien de Interés Cultural en 1980.

2. Qué ver en Teguise y alrededores

  • Castillo de Santa Bárbara (Museo de la piratería): desde este castillo hay una bonita vista de la Villa de Teguise, ya que se encuentra en la cima del volcán Guanapay construido en el siglo quince.  
  • Casa-museo del timple: el timple es un instrumento canario que cuenta con un museo en Teguise, concretamente en el Palacio Spínola, donde se cuenta su historia y durante temporadas del año ofrece conciertos.
  • Mercadillo de Teguise: todos los domingos tiene lugar el mercadillo en el centro de 9:00h a 14:00h y hay artículos de todo tipo que encantan tanto a locales como a visitantes.
  • Playa de Famara y Caleta de Famara: La segunda es desde donde comienza la primera. Caleta de Famara es un pueblo pesquero donde comer pescado fresco. La playa de Famara es de arena dorada y es perfecta para surfear debido a su oleaje. Los atardeceres desde esta playa son espectaculares.
  • Jardín de Cactus: Cesar Manrique está detrás de esta obra arquitectónica integrada en el paisaje. Hay entorno a 4.500 cactus de más de cuatrocientas especies diferentes.
  • Fundación Cesar Manrique: se encuentra en la que se convirtió en la casa del artista a su vuelta de Nueva York. La propia casa es una obra, un museo en sí misma.
  • Museo agrícola El Patio: este es uno de los caseríos más grandes y con más antigüedad de la isla. Es, a su vez, una especie de museo etnográfico donde conocer la historia, la arquitectura y la cultura agrícola de Lanzarote, entre otras cosas.
  • Costa Teguise: Teguise es, como hemos dicho antes, el municipio más extenso de Lanzarote. Algo que merece la pena es recorrer su costa y conocer sus playas de arena clara que contrasta con la tierra oscura de origen volcánico que baña a toda la isla.
  • Parque Nacional de Timanfaya: es, quizá, el Parque Nacional más singular de España por su paisaje volcánico con colores rojizos, naranjas y ocres que contrastan con la negritud de su arena. La escasa vegetación no casa, sin embargo, con la importancia que representa tener y conservar este ecosistema.
  • Jameos del Agua y Cueva de los Verdes: Tanto los Jameos como la Cueva de los Verdes, son formaciones naturales que nacen de la erupción del Volcán de la corona. En el caso de los Jameos, es especialmente conocido por el lago interior formado por filtraciones marinas
  • Arrecife: es la actual capital de Lanzarote desde el siglo XIX. Tiene atractivos como el Puente de las bolas y el Castillo de San Gabriel, el Charco de San Ginés, un entrante de mar donde se levantó el primer pueblo de pescadores, la Iglesia de San Ginés, entre otras cosas.
3. Dónde dormir:
 
En el centro de Teguise se encuentra el hotel Palacio Ico, un hotel con encanto de maravillosas líneas de arquitectura canaria, con una decoración cuidada y con el mimo hacia el cliente como estandarte. ¡Te encantará!